Comprar un cambiador sea nuevo o usado, ¿Qué debes tener en cuenta?

En los últimos años, entre los accesorios que se han añadido a la lista de compras cuando se espera un bebé está el cambiador de bebé; para amueblar el cuarto del heredero de la familia. Y es que su utilidad se ha ido demostrando con el paso del tiempo; también pues se ha añadido la cuna, el armario y la cámara de seguridad, para atender al bebé de manera confortable y con gran amor.

Por eso queremos darte algunos consejos prácticos a la hora de elegir lo que te sea de más utilidad en los primeros años de vida del pequeño, hasta que vaya logrando su independencia. Pero antes de que eso ocurra, hay que tener un lugar que te permita cambiar al bebé de forma rápida, segura y cómoda. Y sobre todo ahora, que por la pandemia se está trabajando desde casa.

De antemano es bueno que seas realista en cuanto al espacio que dispones para colocar este mueble. En algunos casos se puede llegar a conseguir un cambiador que se integre a la bañera y sea parte de la cómoda, para tener la ropa del bebé cerca y no tengas que dejar a la criatura para buscar algún pañal o algo que quieras utilizar, para la seguridad del bebé.

En esta variedad que puedes llegar a conseguir están los cambiadores fijos, portátiles, plegables o como ya mencionamos los integrados; cada uno con sus ventajas y desventajas, aunque todos con el mismo objetivo: ayudarte en tu sagrado trabajo de ser madre responsable. Además, puedes combinar los colores dependiendo del ambiente que hayas creado en su habitación.

Diferentes cambiadores para elegir

En la variedad está el gusto, dice un refrán popular. Por eso, para ayudarte a lograr la meta de tener lo que sea necesario, te dejamos las siguientes especificaciones para que las consideres:

  • Cambiador de cajones: aquellos cambiadores cómoda, como se les conoce, te ofrecen la ventaja de tener cajones de diferentes dimensiones para la ropa, toallas, cremas, colonias y pañales. Estos cambiadores poseen en la superficie unas colchonetas retirables, las cuales son impermeables, por si ocurre algún derrame en el cambio.

  • Bañera – cambiador: son aquellos que están en el mercado y te ofrecen una bañera, la cual puede ser plegable y ajustable a la altura del padre; y además una tapa, que serviría como cambiador una vez concluido el baño del bebé. También, algunas de estas bañeras cambiadores son móviles, permitiendo colocarlas tanto en la habitación como en el baño.

  • Cambiadores portátiles o plegables: aquellos parecidos a una pequeña colchoneta, siendo impermeables y con estampados de colores o figuras infantiles. Los puedes llevar en la bolsa del bebé y si eres creativa, hasta los puedes elaborar tú misma; pues hay una infinidad de tutoriales para que tomes ideas muy buenas.

¿Nuevos o usados? ¿Qué prefieres?

Esta pregunta depende de lo que desees para tu pequeño(a), y al presupuesto que tengas. Toma en cuenta que la mayoría de los cambiadores los usarás solo los primeros 3 años de vida del pequeño aproximadamente. Por eso, investiga bien las opciones que te dejamos arriba y elige la que se adapte a ti, sin descartar ninguna posibilidad. También puedes consultar con otros padres.

Para muchas personas el comprar un artículo nuevo le puede conferir dignidad al momento de criar a un bebé. Pero no descartes la posibilidad de conseguir un cambiador usado en buenas condiciones y a menor precio que uno nuevo. Además, si aplicas el mismo cuidado, más adelante quizás decidas venderlo o regalarlo a otro familiar o amigo.

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *