Welcome back, September: “el B”

0
4 Septiembre, 2016 // Me, myself and I

Ya está aquí este bendito mes que tantas cosas buenas me ha traído siempre: desde mi sobrina, pasando por el amor de mi vida, hasta los viajes a la ciudad de mi vida…

Excepto este año que fui en mayo, siempre he recorrido Nueva York en este mes porque me ha parecido el mejor. La ciudad arranca su vida más allá del agotador verano con su ir y venir de turistas españoles por las calles, la semana de la Moda se siente en todos los rincones y el tiempo no es tan cruel como en otros meses…

Pero además es que septiembre me gusta porque siempre ha significado el reencuentro, la vuelta al cole.

No negaré que lloraba cuando se acababan los veranos en Loscos y Lumbrales, esos pueblos de la infancia que nos han visto crecer…
Pero a la vez, la vuelta a la rutina era para mi el reencuentro con mi clase, con “los del B”.

Éramos esa típica mezcla de niños y niñas (aunque sólo estábamos 7) de diferentes tipos de familias, trabajadoras y luchadoras que intentaban dar la mejor educación a sus hijos en un colegio de curas.
Nacidos en 1984, ahora nos llaman “millenials” quizás también porque tenemos mil millones de formas de salir adelante, de reinventarnos, de torear a los profesores, de salirnos con la nuestra…

Hace una semana nos juntamos de nuevo unos cuantos “del B”. ¿Sabéis esa sensación de que el tiempo no ha pasado y de que, a pesar de que hacía más de 14 años que no veía a algunos, todo volvía a ser como antes? Cada uno en su papel… 20 años más, alguna cana en el pelo y muchas ganas de recordar…

Ha pasado el tiempo, nada es como antes. Hay hijos, novios, trabajos… vidas que han continuado y seguirán su rumbo hacia Dios sabe dónde… Pocos vamos a la Iglesia… Ya nos tragamos suficientes misas los miércoles en horario de clase.

Y sin embargo, ese sentimiento de colegueo, de amistad, de hacer lo que sea por el otro para que no nos pillen, el de no chivarnos nunca, reírnos del que hace el tonto, del que se cae en clase, ponérselo difícil al profesor de turno o demostrar ese sentimiento común de “nos-caes-fatal-profe-de-gimnasia/tutor”…

Viene bien recordar de vez en cuando. Y septiembre es un buen mes para mirar atrás, coger impulso y… ¡despegar!

¿Depresión post-vacacional? Nada que no se cure entre risas de amigos, anécdotas veraniegas y ese sentimiento de confort que significa estar en casa, en tu lugar del mundo.

¡Feliz semana!

It’s here this blessed month so many good things that has always brought me from my niece, passing the love of my life, to travel to the city of my life …

Except this year I went in May, I always travel New York this month because I found the best. The city started its life beyond the grueling summer with her comings and goings of Spanish tourists in the streets, Fashion Week is felt in every corner and time is not as cruel as in other months …

But it’s also because I like that September has always meant the reunion, back to school.

I will not deny that cried when summers end in Loscos and  Lumbrales, these villages where we spent all of our childhood …
But at the same time, the return to the routine means a new year  with my class, with “the B”.
We were the typical mix of children (although we were only 7 girls)  of different types of families, workers and fighters who were trying to give the best education to their children in a school of priests.
Born in 1984, we now call “millennials” perhaps because we have a billion ways to get ahead, to reinvent ourselves, to goad teachers, to get our way …

A week ago we met again with “the B”. You know that feeling that time has not passed and that, even though for more than 14 years since I saw somebody, everything returned to be like before? Everyone in our role… 20 years, some gray in our hair and raring to remember …

Time has passed, nothing is as before. There are children, boyfriends, jobs … lives that have continued and will continue its course towards God knows where … Few go to church … Now we swallow enough Masses on Wednesdays during class.

And yet that feeling of friendship, to do anything for the other to not get caught us, laugh which makes the fool, who falls in class, make it difficult to professors or demonstrate that common sense of “we-don’t-like-you-mr.professor-tutor” …

It is well to recall from time to time. And September is a good month to look back, gain momentum and … take off!

Post-holiday depression? Nothing that will not heal with laughter of friends, summery anecdotes and that feeling of comfort which means being at home, at your place in the world.

Happy week!

Deja un comentario

¡Vivan las cookies!

Sí, esta web utiliza cookies para mejorar. Si continúas navegando significa que estás de acuerdo y aceptas nuestra política de cookies, ¡Gracias!.

ACEPTAR
Aviso de cookies