¿Por qué aparecen las arrugas prematuras?

Las arrugas en la piel son uno de los elementos que más envejecen la imagen de cada uno, y mucho más si su comienzo es de manera prematura. Estas se pueden presentar en forma de surco, pliegue e incluso mancha, alterando el cuidado y la imagen de la misma.

A pesar de ser un elemento que va surgiendo con el envejecimiento propio de cada individuo, la mezcla de diversos factores pueden propiciar que su aparición sea de manera prematura a este, lo que supone un mayor deterioro de la piel, causando así un impacto en la apariencia.

¿Por qué aparecen?

Existen diversos factores que propician la aparición de las arrugas en la piel; y la mayoría de ellos son debido a un mal tratamiento de la misma o a la dejadez en su cuidado:

  • La exposición solar: Al tomar el sol, los rayos ultravioleta con los que nos baña producen fotoenvejecimiento: evitando la hidratación natural de la piel y la reseca de manera que complica su elasticidad. La acumulación de dichos factores propician la manifestación prematura de manchas y pliegues en la piel.
  • Factores químicos: El tabaco, humo, elementos de higiene o diversos químicos que se encuentran en el día a día puede acelerar el ritmo de aparición. El tabaquismo, por ejemplo, resta oxígeno a la sangre, lo que a su vez implica el envejecimiento de la dermis.
  • Alimentación inadecuada: Una dieta escasa de los nutrientes básicos para la piel o que se realice de manera desequilibrada es sinónimo de empobrecimiento cutáneo. Los cambios bruscos de peso, y la falta de antioxidantes naturales tales como la vitamina C y E son claves en la temprana aparición de las arrugas.
  • Falta de descanso: El agotamiento o la falta de un correcto descanso provocarán una mayor velocidad en la llegada de arrugas, puesto que el cuerpo no consigue entrar en su necesario momento de recuperación y acelerar el proceso de abastecimiento de nutrientes. Además, el mantenimiento continuo en postura vertical asegura un factor de gravedad sobre el cuerpo y, por tanto, sobre los tejidos, haciendo a estos descolgarse con mayor antelación.
  • Estrés: Las situaciones difíciles y de estrés, así como el insomnio o la angustia personal ocasionan una falta de relajación para la piel, acelerando así el curso natural de envejecimiento cutáneo.
  • Hiperdinamia: El movimiento de los músculos faciales ocasionan la aparición de arrugas de expresión.

¿Cómo tratarlas?

Lo primero que hay que hacer para combatir las arrugas prematuras es tener hábitos de vida saludables como menos exposición solar, evitar el tabaco…etc y siempre el primer paso de cualquier tratamiento antiedad es un buen fotoprotector.

Lo  más recomendable es utilizar productos suaves indicados para tratar estos primeros signos del fotoenvejecimiento, como la línea Neostrata Biónica.

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *