Trucos caseros contra la caspa

La caspa es un problema del cuero cabelludo que en algunos casos produce picores y en la gran mayoría crea mal estar.

A todos nos preocupa que los demás aprecien que tenemos caspa, ya que el efecto óptico de esta hace que la mayoría piense que la persona que lo padece es por falta de higiene, cosa que no es cierto.
La caspa se produce en algunos casos por predisposición genética  y en otros puede ser causa del estrés o la falta de algún alimento.
No todo el mundo la padece con la misma intensidad, ya que hay personas que tienen una caspa más fina y otros más gruesa y grasosa llegando hasta el grado de tener unas grandes placas  que suelen ser síntoma de que la persona  padece seborrea. Es muy importante no rascarse la cabeza ya que esto hará aumentar la cantidad de caspa y empeorara el problema.
Para eliminar la caspa, existen en el mercado una gran cantidad de champús específicos que acostumbran a ser eficaces en los casos más leves. Cuando la persona tiene una gran cantidad de caspa o seborrea se suele usar un champú a base de Ketoconazol. A todo esto he de decir que la caspa no se suele eliminar por completo, sino que con todos estos tratamientos conseguimos disminuirla en menor o mayor grado en función del tipo de caspa y de la persona que la sufre.
Mucha gente termina aburrida de haber probado varios tratamientos y no haber terminado de eliminar la caspa. Hemos de ser conscientes de que eliminarla por completo es prácticamente imposible y de que no se ha de dejar de mantener un cuidado adecuado al problema, mediante alimentación y champús específicos, que esta disminuya.
Eso si, si te has aburrido de probar y pagar cosméticos caros siempre puedes probar los remedios naturales de toda la vida que ya utilizaban nuestras sabias abuelas, como el que explican en esta web de belleza,  de una loción anticaspa preparada a base de Romero.
También te puedes preparar un champú con la  yema de un huevo, es muy fácil, necesitaras 1 cucharada de coñac, una yema de huevo, 3 gotas de aceite de tomillo y 80ml de champú neutro. Primero mezclas el coñac y la yema con una batidora y a continuación se añade el champú y el aceite y lo mezclaremos bien hasta conseguir una masa cremosa, con esta mezcla conseguiremos reducir el nivel de caspa considerablemente.

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *